Comunicado contra VOX y la extrema derecha

Asistimos a unos tiempos de gran e irresoluble crisis capitalista mundial. En este contexto, las contradicciones de clase se agudizan, a la vez que la tensión y los enfrentamientos entre las grandes potencias imperialistas (EEUU, Rusia, UE, China, etc.) se incrementan. Todo esto conduce a un desmantelamiento acelerado de los más básicos derechos conquistados por los trabajadores, del llamado “Estado del Bienestar” y amenaza con una nueva guerra mundial imperialista en busca de un nuevo reparto del mundo.

La precariedad, la incertidumbre, la miseria, etc., se incrementa entre las masas populares, mientras paralelamente, el poder y beneficio de la gran burguesía aumenta exponencialmente a costa de la más basta explotación de los trabajadores. En esta coyuntura, el descontento de las amplias masas obreras y populares de todo el mundo se incrementa a gran escala, amenazando a los capitalistas (causantes de sus desgracias) con hacer saltar por los aires todo el sistema de explotación y crisis capitalista.

Frente a esta situación, la oligarquía, el gran capital financiero, apoya e impulsa a los grupos de extrema derecha y fascistas como terapia de choque contra el amenazante auge del movimiento obrero y popular. Pretenden pues, de la mano de sus perros fascistas, ahogar en la miseria y en la sangre a los trabajadores, mediante la más basta y descarada represión y explotación, acarreando en sus espaldas las consecuencias de la crisis que ellos mismos han sembrado y que son incapaces de solucionar.

Desde hace unos años, a razón tanto de los factores generales expuestos anteriormente, junto a otros factores concretos e internos como la reivindicación de independencia de Cataluña, se ha producido una evidente radicalización de la derecha en general (principalmente PP-C’s), a la que se suma el advenimiento de un nuevo agente político: VOX. Aquí también juegan un importante papel los presuntos actores de “izquierda” que, año tras año, van consumando nuevas traiciones a la clase obrera y que no generan más que confusión y frustración entre las masas, que es recogida por el fascismo. Esta deriva de la derecha la está conduciendo a posiciones ultranacionalistas, ultrareaccionarias e incluso fascistas, que hacen peligrar las más básicas conquistas logradas a cambio de la sangre derramada por los pueblos de España. En definitiva, el régimen monárquico- burgués se halla en un veloz sendero autoritario y antipopular (más si cabe…), cuya actual punta de lanza parece ser VOX, pero al que cada vez se igualan más las posiciones de los casadistas y riveristas de turno.

Analizando el programa de VOX, es fácil vislumbrar el fondo reaccionario de este, a pesar del populismo mediante el cual pretenden vender gato por liebre: incremento de la  privatización y liberalización del suelo, defensa de la familia tradicional nacional-católica, aumento de los privilegios de la Iglesia y de su participación en la educación, mientras se ataca a la escuela pública, militarización e incremento del gasto en Defensa, agresiva obligación al irracional respeto y veneración a los símbolos constitucionales y a la Corona, suspensión de autonomías, política antiinmigración, apuesta por la represión e incluso ilegalización de organizaciones democráticas y un largo etcétera con el que podríamos proseguir varios párrafos más y que, en esencia, todas estas medidas responden a los intereses de los capitalistas para incrementar su tasa de ganancia en contra de los intereses de los trabajadores y sus organizaciones.

Otra mentira de la que bebe el fascismo y la derecha en general es su presunto “patriotismo”. Pero ese patriotismo es totalmente falso, hipócrita y contrario a los intereses de los trabajadores de España. ¡Ellos fueron los que vendieron nuestra soberanía nacional a Hitler y Mussolini y, más tarde, al imperialismo yanqui! ¡Ellos fueron quienes endeudaron nuestra independencia y soberanía con la UE y la OTAN, que condena a nuestra clase a las políticas liberales de precariedad y miseria! Debemos denunciarles como los que son, ¡unos vendepatrias! ¡Defendamos un país al servicio de los trabajadores y dónde la soberanía recaiga realmente en el pueblo y no en las élites corruptas,explotadoras y especuladoras!

 

Dado este contexto, desde Respuesta Popular hacemos un llamamiento a todas las fuerzas y colectivos antifascistas, así como a todas las asociaciones obreras y populares (asociaciones de vecinos, sindicatos, etc.) a la unidad, la coherencia y la lucha frente al enemigo fascista que comienza a amenazar a todos los pueblos del mundo. Debemos, pues, exponer y desnudar el programa de estos lobos con piel de cordero frente a las amplias masas, hacer ver su naturaleza reaccionaria y contraria a los intereses de la inmensa mayoría de la población. No será la ambigüedad y la anulación del contenido político lo que librará a los trabajadores de esta sucia trampa, si no la claridad, el incremento del tejido popular organizado y el establecimiento de objetivos políticos transformadores comunes lo que permitirá derrotar, una vez más, al fascismo y demás engendros y, ojalá, de manera definitiva. Está en nuestras manos parar los pies al fascismo. Mantengámonos firmes. Construyamos una sociedad donde no haya explotación, patriarcado,racismo, exclusión ni discriminación.

About Col·lectiu Antifeixista del Baix Vinalopó

Organización de clase obrera, activa y reivindicativa, en lucha contra cualquier ideologica del odio hacía minorías sociales o sectores oprimidos.
This entry was posted in General and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.